Ya llegamos al final de esta práctica.
Hemos cogido algunos bichos del bosque de nuestro colegio que estaban merodeando por el huerto.
Al final descubrimos que no son tan peligrosos como pensábamos, pues ayudan a la polinización y control de plagas, pues encontramos un sírfido.
Entre los capturados, sí que había una abeja peligrosa, pues es tristemente conocida como la avispa “asiática”.
Nos gustó mucho cazar los bichos,aunque fue muy difícil para nosotros.