Pues sí, por problemas de comunicación y envíos hemos sufrido…. ¡¡La crisis de los pulgones!! Pero bueno, nada que el taller de Agricultura Sostenible en el Aula no pueda solucionar. Debido a la falta de estos pulgones en el envío de larvas y pupas de sírfido, nos hemos visto obligados a rescatar unos cuantos de las colonias que mantenemos en el Grupo de Insectos Vectores de Patógenos de Plantas del Instituto de Ciencias Agrarias.

Os habrán llegado:

  1. 1 bolsa rotulada como “Comienzo colonia” con 3 especies de pulgón de cereal. Con ellos empezareis la cría en vuestras plantas de cebada (unos 10 pulgones por maceta). Si os sobran, podéis darles algunos a las larvas de sírfido.
  2.  Pulgones de cereal de la especie Rhopalosiphum padi en un tubo “falcon” rotulada como “Comida” y son precisamente eso, alimento para las larvas.
  3. Una 2º bolsa con Acyrthosiphon pisum rotulada como “Comida 2”. Son pulgones de color rosa para comer. Los sírfidos, no vosotr@s.
  4. Una  3ª bolsa rotulada como “Comida 3” con hoja de melón y Aphis gossypii también para comer.

Veréis diferencia en el color de la larva cuando coma los Acyrthosiphon, ya que son rosas y le verán el intestino de color rosa. QUEREMOS ALGUNA FOTO

Las pupas metedlas en la jaula con el polen y el agua como os indican en la ficha. También metedle la planta de cebada con los pulgones (cuando os lleguen). De ahí saldrán los adultos que empezaran a poner huevos en las cebadas y podréis ver el segundo ciclo de insectos. Debéis mantener siempre pulgones de cereal para poder alimentar a las colonias.

RECOMENDACIONES:

1.Poned las larva encima de un vaso invertido que este en un platito o placa con agua. ¿Por qué, os preguntareis? Flori tiene la experiencia, si por un casual tenéis hormigas en clase os robaran las pupas ya que son un manjar para ellas, Si las pones en alto y rodeada de agua, evitareis que os las roben.

2.La jaula con los adultos tiene que tener luz pero no sol directo ya que los adultos se os moririan.

Sentimos muchos estos inconvenientes, esperamos que todo se vaya solucionando y que podáis desarrollar el estudio del ciclo biológico del sírfido.

Suerte y… ¡¡a disfrutar!!