Si os parece de vez en cuando os iremos contando algunas de nuestras experiencias en el huerto. Muchas más iremos colgando en nuestra página web: http://cpalfonsoviii.juntaextremadura.net/ y en nuestro blog de biblioteca “Escritos a Palíndromo”: http://bibliotecaceipalfonsoviii.blogspot.com.es/ por si os interesa conocer más y ver más imágenes. Como podréis comprobar, nuestro huerto escolar nos da mucho “juego” educativo.

 

Nuestros niños y niñas de 2º de Primaria en el huerto.

 

Muy cerca de las murallas, mi cole tiene un huerto. Estaba triste, abandonado y apenas tenía color. Este año tenemos ilusión, ilusión verde y rincón lindo donde aprender y disfrutar. Le he dicho a mamá que soy un pequeño agricultor… pero seré grande porque grande es lo que quiero saber.

Recojo alegre las hojas tostadas del otoño, amontono las ramas secas y las hierbas altas. Dicen Juan Antonio y Julián que hay que descubrir el terreno de cultivo y aprovechar toda la maleza que hemos juntado para hacer compost.

Julián nos cuenta que las plantas no se mueven, que no pueden salir corriendo en busca de alimento….. Pero nosotros, que somos soldados amurallados, respetuosos y cariñosos con los animales y plantas, las vamos a alimentar. Vamos a darles un alimento riquísimo que les encanta: el abono orgánico.

Nos dice el maestro Julián que los abonos comprados les saben peor, dejan manchas en el suelo y a veces, con él, las hojas amarillean, los árboles pierden sus ropas, se quedan desnudos, pasan mucho frío y mueren.

El abono orgánico se llama compost y los alumnos del cole lo fabricamos con los restos de comida que durante unos días hemos recogido en nuestras casas. Se lo dijimos a mamá y en una bolsa aparte hemos echado los restos de frutas y verduras, sobras de arroces y pastas, yogures caducados, restos de café … y otras cosas que Julián nos explicó en clase…… ¡y le he hecho caso!. No he metido resto de carne ni de pescado, ni vidrios, ni plásticos. ¡Mi bolsa para el compost no huele!.

El lunes pasado vaciamos nuestras bolsas en el compostador. Juan Antonio y Julián nos enseñaron muchas cosas: cómo se forma el compost y un montoncito ya hecho del pasado año listo para usar. Vimos un limonero abrigado por otros árboles, una parra con muchos brazos, que Julián llama sarmientos y,…… la huerta. Ya tenemos muchas cosas sembradas: dos surcos de ajos pequeñitos, chiquitines. “ En enero el ajo puntero “ nos explica Julián, un surco de cebollas de invierno y una era de habas.

 

Bueno, ya no cuento más. Os tendré informado. ¡Ha sido un momento fantástico!

 

Dibujos chavales 10-02 Chavales ajo 10-02

 

Chavales limonero 10-02 Chavales tierra 10-02